[Reflexión] [Cine] ¿Está el género de superhéroes monopolizando la industria del cine?

Marvel y DC en el cineHace apenas año y medio en este mismo blog nos planteábamos una pregunta que rondaba en la mente de todos: ¿cuánto tiempo le queda al género de superhéroes en el cine? ¿Acaso tiene fecha de caducidad? Sin embargo, a día de hoy, y viendo la rentabilidad de las películas del género, así como la enorme cantidad de actores que quieren participar en él y la de directores y famosos que critican estas películas, nos hace plantearnos otra pregunta muy distinta: ¿está la industria del cine monopolizada (o está monopolizándose) a causa del género de superhéroes?

Para poder analizar esto de una manera óptima debemos tener muchas cosas en cuenta. Por eso en este artículo intentaremos desgranar todas y cada una de ellas, comenzando por sus orígenes hasta llegar al momento actual, comentando obviamente su evolución. Tampoco nos queremos extender demasiado para que el artículo cumpla su función y no resulte agotador leerlo, así que sin más dilación vamos allá.

No se puede criticar lo que no se hace

Así fue hasta bien llegado el año 2010. Si bien antes de este año se producían películas de superhéroes, ninguna destacó tanto como para poner en peligro el resto de la industria cinematográfica. Todo iba como siempre, produciéndose blockbusters que daban ganancias aceptables en las productoras, y películas como «Elektra», «Daredevil» o «Superman Returns» por mencionar algunas no recaudaron un exceso de taquilla, obteniendo además críticas realmente pobres. Tan solo «El Caballero Oscuro» de Nolan se puede salvar, resultando una excepción que fue aplaudida por la mayoría de actores y directores, al igual que por la crítica y los fans, e incluso ganando un Oscar. Pero ese mismo año en el que Nolan creó la genialidad de Batman, comenzó el auge de esta historia… Marvel comenzaría su universo expandido. Dos películas por año exclusivamente de superhéroes, afianzando así el género en la industria cinematográfica.

Imagen de The Avengers / Los Vengadores (2012)

Nadie se percató del potencial de estas cintas hasta que, de pronto, y en un mismo año, dos blockbusters superheróicos superan la barrera de los mil millones, siendo la tercera entrega de la franquicia Nolan sobre Batman y la cinta coral de Marvel, «Los Vengadores», resultando ser esta última además la tercera película más taquillera de la historia en ese momento. No solo eso, sino que la crítica alabó ambas cintas. Ese fue el año en el que el género dio un golpe sobre la mesa y demostró que pueden crear historias interesantes que atraigan en masa a la gente a los cines. ¿O acaso fue solo buena suerte? Para nada, puesto que un año después de lo comentado, en el 2013, «Iron Man 3» volvería a superar esa barrera de los mil millones y a obtener muy buenas críticas, al mismo tiempo que «El Hombre de Acero» también recaudaría una buena cantidad de dinero.

Esta última década se ha dado a conocer por ser la edad dorada de los superhéroes en el cine. Fox amplió el número de sus películas con los X-Men e intentó sacar una película del género por año con los 4 fantásticos, y se vio beneficiada por los triunfos mencionados antes (con una excepción que todos conocemos) aumentando también su recaudación en cada nueva película. Del mismo modo, Sony aprovechó el tirón y reinició a su personaje estrella, Spider-Man, obteniendo buenas cifras también.

Comparativas

A continuación vamos a ver el crecimiento económico al que se vio expuesto el género y a partir de qué año podemos apreciar un mayor crecimiento en él. Comenzaremos a tener en cuenta las películas de este siglo, pues así podremos ser más objetivos y no desviarnos demasiado del tema, aunque no desmerecemos las películas del género anteriores.

 

Beneficios de Películas de Superhéroes del Siglo XX

Beneficios de Películas de Superhéroes del Siglo XX

Comparativa de los Beneficios de Películas de Superhéroes antes y Después del 2010

Así, como podemos observar, el género de una década a otra ha pegado una subida increíble en beneficios y producción. En apenas 6 años se han producido y realizado más películas de superhéroes que en toda la década de los 2000. Además los beneficios han crecido en un 147%, lo que significa que… ¡Las películas de superhéroes resultan más del doble de rentables que en la anterior década!

Admiración y odio a partes iguales

Si nosotros siendo simples mortales podemos percatarnos de esto, cuánto más podrán las empresas, actores y directores. Es por ello que Disney, en un movimiento maestro, fue capaz de predecir lo que venía y decidió confiar en Marvel Studios y comprar la productora financiando sus proyectos. Del mismo modo, multitud de actores que hace unos años no mostraban el mínimo interés en el género ahora incluso se ofrecen para pertenecer a él, sean o no actores conocidos (véase Sigourney Weaver, Benedict Cumberbatch, Jason Momoa, Ben Affleck, Jeremy Irons o Rachel McAdams entre muchísimos otros). ¿La razón? Lanzan su carrera. O la relanzan. O aumenta su reputación. Cada actor tiene sus circunstancias para decidir promocionarse para un papel.

David Cronenberg

Del mismo modo que muchos actores reconocen esto y se ofrecen, pasa algo parecido con los directores pero a la inversa. Y es que últimamente estamos escuchando en multitud de ocasiones a grandes directores o figuras de la industria criticar o menospreciar el género a favor de sus productos. Como ejemplos tenemos a Alejando Iñárritu, director que, curiosamente, ganó 3 premios Oscar con una película que criticaba al género (actualmente tiene 4), David Cronenberg, Paul Verhoeben, el cual echa la culpa al género superhéroico de la decadencia de la ciencia ficción, Dan Gilroy, John McTiernan…

Incluso no hace unos días leíamos unas declaraciones muy duras y bastante prepotentes de Ridley Scott, otro maestro en la ciencia ficción. Del mismo modo, por el carro de menospreciar el género han pasado nombres como Steven Spielberg, Mel Gibson (el cual criticó la violencia de Marvel y definió «Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia» como una mierda) o David Fincher, resultando este realmente interesante pues en 1999 estuvo a punto de dirigir una película de Spider-Man, pero sin embargo recientemente las ha definido como películas tontas, predicibles, sin historia y sin emoción.

¿Cuál es la razón de estas críticas? La respuesta es bien sencilla. El público entrega dinero al que mayor entretenimiento le da. Y el género superheróico, como hemos visto, entretiene, ganando auténticas barbaridades de dinero. Esto provoca mayor demanda superheróica, y al mismo tiempo ganan fuerza contra otros blockbusters a los que estos directores denominan cine inteligente. Es decir, la razón de las críticas es miedo. Miedo a verse superados y no ver la cantidad de beneficios que esperan. Lógicamente no todos tendrán la misma razón, pero en su mayoría así resulta ser.

Captura de Deadpool (2016)

Por otro lado, hemos visto como al público le gusta el género, no solo en taquilla y recepción, sino en descargas. Y es que el otro día recibíamos la noticia de que en las primeras cinco películas más pirateadas del año, cuatro son propiamente de superhéroes. Además, teníamos otra en el octavo lugar. Viendo esto, uno podría preguntarse dónde quedan el resto de películas. ¿Se están quedando atrás el resto de blockbusters por culpa de los superhéroes? ¿Está afectando a la industria del cine? ¿Está siendo monopolizada por el género?

Monopolización, o cómo quejarse del género vencedor

Antes de entrar en faena con este subtema, vamos a dejar clara una cosa. El término que se define como monopolizar según la RAE (Real Academia Española) es el siguiente:

Monopolizar:

1. tr. Adquirir, usurpar o atribuirse el exclusivo aprovechamiento de una industria, facultad o negocio.

2. tr. Acaparar algo o a alguien de una manera exclusiva.

¿Es este el caso? Comparemos. Como hemos visto, a cada año que pasa el género se vuelve más rentable, por lo que, por lógica, el 2016 ha sido un buen año para el género en cuanto a beneficios económicos se refiere. Si estuvieran monopolizando la industria del cine, sería lógico pensar también que el resto de películas y blockbusters se verían perjudicadas. Pero, como podemos observar, no ha sido así:

Beneficios de las Películas más aclamadas del 2016Beneficios de Películas de Superhéroes del 2016

Pero las películas mencionadas no son las únicas estrenadas, sino las más populares o las que más han dado que hablar este último año. Al parecer y si mis fuentes no me fallan, solo a España han llegado 389 películas, no llegando a ser ni la cuarta parte de producciones norteamericanas. Como dato, de superhéroes solo son 6 películas. 6 de 389. Y eso solo en España.

Montaje con todas las películas de cómic de 2016

¿Sale rentable realizar una película que no sea propiamente de superhéroes? Por supuesto. De este año ahí tenemos el ejemplo de las películas infantiles para todos los públicos, recaudando auténticas salvajadas. O «El Libro de la Selva». O «Rogue One». O «Ahora Me Ves 2». O «La Leyenda de Tarzán». De hecho, de las mencionadas anteriormente en la lista, son 20 las películas que han sacado el doble del presupuesto del film. Es cierto que no son cifras tan espectaculares como las que dan las películas del género (si nos fijamos en la comparativa todas las películas dentro del género triplican su presupuesto excepto una), pero cabe plantearse lo siguiente… ¿Acaso antes del 2010 las películas daban beneficios tan desorbitados? Contadas películas recaudaban mucho más del doble de su presupuesto, fuera y dentro del género. El hecho de que ahora mismo el género recaude mucho más que cualquier blockbuster no se debe a que el blockbuster recaude menos que antes por culpa del género. Se debe a que la gente va a ver más las películas de superhéroes, mientras que el resto de películas mantiene el mismo número o nivel de espectadores. El cambio ha llegado dentro del mismo género, no dentro de la industria. Por lo tanto no ha ocurrido un monopolio en la industria del cine. Simplemente las de superhéroes, a priori, y como demuestran los datos, salen más rentables. Y obviamente las productoras no son estúpidas y sacan tajada. Por ello el próximo año tendremos hasta 7 películas de superhéroes, incluyendo «Guardians», la película rusa.

Conclusión

El género superheróico no está monopolizando la industria del cine. El género superheróico no es el único género rentable. El género superheróico no está acabando con el resto de blockbusters o películas de ciencia ficción. Es decir, el género superheróico no es la culpable de que otras película fallen, del mismo modo que no es la culpable de que otras películas funcionen. Eso es culpa del director y del guión del film. Aunque a los directores propiamente dichos no les guste.

Imagen del set de Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia (2016)Ha quedado demostrado con datos la rentabilidad de otras películas fuera del género, y cómo siguen dando los mismos beneficios de siempre, mientras que el género de superhéroes simplemente ha aumentado el beneficio. Porque cuando uno gana no significa que el otro pierda. Ni calidad, ni dinero. Eso depende de uno mismo.

Todos los datos han sido contrastados, recopilados y puestos para información de cada uno de los lectores de este artículo después de varias horas de búsqueda. Ninguno ha sido inventado. La principal fuente ha sido Box Office para averiguar recaudaciones y presupuestos por si alguien quiere curiosear. Antes de terminar, nos gustaría saber qué opináis. Aunque a todos nos guste el género, ¿creéis que hay sobreexplotación? ¿De verdad se perjudica a otros blockbusters a pesar de los datos? ¿O estáis de acuerdo? Dejadnos vuestra opinión en los comentarios.

 

La entrada [Reflexión] [Cine] ¿Está el género de superhéroes monopolizando la industria del cine? apareció primero en BdS – Blog de Superhéroes.

Powered by WPeMatico