'Las aventuras del Doctor Dolittle': un excéntrico espectáculo al servicio de Robert Downey Jr.

'Las aventuras del Doctor Dolittle': un excéntrico espectáculo al servicio de Robert Downey Jr.

Cada cierto tiempo nos llega de Hollywood algún título con fama de ser un desastre histórico. La última película en merecer tal honor fue ‘Cats’, cinta que muchos acabaron viendo por el morbo de saber si estaba a la altura de las durísimas críticas que había recibido. Lo curioso es que apenas han tenido que pasar unas pocas semanas hasta la llegada de ‘Las aventuras del Doctor Dolittle’, que esta siendo destrozada por la prensa especializada y se calcula que podría reportar unos 100 millones de dólares de pérdidas para Universal.

Lo cierto es que el nuevo trabajo tras las cámaras de Stephen Gaghan sufrió un proceso de producción de lo más complicado que no invitaba a ser demasiado optimistas con el resultado. A veces pasa que eso lleva a condenar de antemano a películas que no lo merecen -pienso por ejemplo en el caso de la muy entretenida ‘El llanero solitario’-, pero con ‘Las aventuras del Doctor Dolittle’ lo que encontramos es un excéntrico espectáculo al servicio de un Robert Downey Jr. que tampoco parece esforzarse demasiado.

No sabe muy bien qué quiere ser

Escena Dolittle

Con un simpático arranque animado se nos explica lo que ha llevado al Doctor Dolittle a recluirse del mundo exterior y ya nos deja con la idea de que quizá habría sido mejor no optar por la acción real para contarnos esta historia, ya que el interés decae rápidamente en cuando pasa a ser un híbrido entre actores y animales generados por ordenador, ya que ‘Las aventuras del Doctor Dolittle’ quiere ser dos películas al mismo tiempo y no termina de abrazar ninguna de las dos opciones.

Por una parte tenemos una aventura enfocada a los más pequeños de la casa en la que el joven aspirante a pupilo de Dolittle interpretado por Harry Collett representa un toque más inocente, decidido a defender una causa noble y espejo de los espectadores infantiles a la hora de introducirse en la historia. Además, los animales hacen un montón de pequeñas gracias aquí y allá enfocadas a ese segmento del público, pero luego hay fases en las que parece olvidarse de ello o simplemente no se esfuerza lo suficiente.

Los mejores 31 clásicos del cine para ver en familia

En Espinof

Los mejores 31 clásicos del cine para ver en familia

Por otro lado, ‘Las aventuras del Doctor Dolittle’ también quiere ser una comedia alocada para contentar a los padres que acerquen a sus hijos a verla, pero como tal nunca llega a desatarse por completo. Ahí el primer escollo está en un Downey Jr. que ofrece una interpretación un tanto extraña, consciente al mismo tiempo de las peculiaridades de su personaje pero sin dejarse llevar nunca.

Excesos mal orientados

Imagen Dolittle

Este papel hubiese funcionado mejor con un actor como Jim Carrey o el tristemente fallecido Robin Williams que con el Iron Man de Marvel. Sí es cierto que no hay ni rastro del superhéroe que monopolizó casi por completo su carrera durante los último años, pero da la sensación de que ni siquiera Gaghan sabía muy bien qué busca de él. Roza lo grotesco a veces pero sin serlo y no descartaría que simplemente él mismo tampoco supiera muy bien qué hacer con Dolittle.

Algo más estimulante es el plantel de secundarios, ya que puede que Michael Sheen o Antonio Banderas no tengan papeles muy desarrollados, pero sí que son mucho más consistentes abordando sus personajes y en otro ecosistema habrían funcionado bastante mejor. Aquí prima lo extravagante pero sin que haya un hilo conductor que le de entidad más allá de lo que te puedas reír con bromas o situaciones puntuales. Muy elaboradas no están, y los diálogos tampoco -aquí tampoco es que esperase mucho pero ni eso nos da-, pero seguro que entretiene a algunos espectadores.

Las 48 películas de estreno más esperadas de 2020

En Espinof

Las 48 películas de estreno más esperadas de 2020

Lo que si agradezco es que es cierto que se trata de una propuesta un tanto estúpida y que da la sensación de ir dando tumbos, pero a cambio nunca llega a ser irritante o un completo disparate. A la vista de lo que había ido oyendo sobre ella esperaba poco menos que una de las peores películas de todos los tiempos y simplemente es una enorme tontería que no sabe muy bien lo que quiere ser y que no ha acertado con la elección de Downey Jr.

En resumidas cuentas

‘Las aventuras del Doctor Dolittle’ no es una buena película y tampoco creo que sea un efectivo pasatiempo. Sí es extravagante y algo vistosa visualmente, aunque los animales acaban resultando un tanto cansinos y los actores elegidos para prestarles su voz daban para mucho más de lo que vemos en pantalla. Eso sí, ojalá hubiesen contado con alguien tipo Jim Carrey o Robin Williams que se desatara más en el papel principal y supiera como elevar un material como este, algo que Downey Jr. no consigue.


La noticia

‘Las aventuras del Doctor Dolittle’: un excéntrico espectáculo al servicio de Robert Downey Jr.

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.

Powered by WPeMatico