CRÓNICA DÍA 3 DE MÁLAGA. “JEFE” SE LLEVA LOS APLAUSOS Y BELÉN RUEDA (“NO DORMIRÁS”) ACAPARA FLASHES

Tras dos tibias jornadas Málaga necesitaba un chute de glamour y éste llegó de la mano de Belén Rueda, que vive un momento álgido tras encadenar el hit de Perfectos Desconocidos con otro éxito como El cuaderno de Sara.

La madrileña vuelve al género de suspense que tantas alegrías le ha dado con la coproducción No dormirás, un correcto pero olvidable ejercicio de puesta en escena y buena intriga inicial que, como suele ocurrir en muchos filmes del género, fracasa en su tercer acto. Pese a resultar digerible para el gran público, no parece poseer la potencia suficiente como para funcionar en taquillas españolas.

La sorpresa llegó fuera de concurso. Pocos esperaban que una proyección relegada a la hora de la siesta, como bien definió su director, fuera a cosechar la mayor ovación hasta ese día. Pero ya se sabe que los mejores polvos son a esa hora.

El caso es que Jefe, pese a su escasa ambición y su absoluta previsibilidad, ofrece un agradable pasatiempo al espectador. Luís Callejo lo borda ejerciendo de jefe cabrón al que el karma se le vuelve en contra. Esto es algo evidentemente placentero para el espectador para el espectador, sin embargo, poco a poco vamos empatizando con él, e incluso se podría decir que el persinaje logra la expiación absoluta y conquistarnos.

Una siempre reivindicable Juana Acosta y unos secundarios de lujo y capaces de brillar en cada una de sus apariciones -Josean Bengoetxea, Bárbara Santacruz y Carlo D’Ursi- hacen que un visionado alfo intrascendente gane enteros.

Powered by WPeMatico